Tienes un lío tremendo en tu cabeza, ¿por qué no pides un “tiempo muerto”?

Ponencia de Juan Vázquez en las Primeras Jornadas de Autoempleo Sostenible

Céntrate en lo que te apasiona. Y hazlo aunque sea gratis. Esto es lo que predica Anahí Castro y eso mismo es lo que hace desde muy joven. Con 15 años fue campeona de España de vela ligera, clase Optimist. Hace un par de años se quedó sin trabajo y sin pareja y en vez de quedarse llorando en un rincón se embarcó como tripulante en un velero y viajó por el Atlántico de isla en isla. Se regaló esta experiencia profunda, como ella misma le llama, que incluyó la decisión de parar el tiempo. La metáfora se explica por sí sola si pensamos por ejemplo en el “tiempo muerto” que piden los entrenadores para reorientar la estrategia de sus equipos.

 

Parar el tiempo es parte del proceso de cambio continuo en nuestras vidas, y sin embargo es algo contra lo que habitualmente luchamos para que no ocurra, porque consideramos que parar el tiempo es perder el tiempo. En la sociedad de las prisas, también el tiempo es codiciado como si de algo material se tratara. Nos da miedo pedir “tiempo muerto” para cambiar desde dentro nuestras vidas y en lugar de eso esperamos que las cosas cambien desde fuera mientras nos cruzamos de brazos lamentándonos amargamente.

 

Conforme voy profundizando en los procesos de cambio personal que observo en mí mismo y en los demás voy intuyendo algunas de las claves de esa metamorfosis interior que permite que las personas atrapadas en un pernicioso bucle de despersonalización y de miedo al cambio den un paso adelante para tomar por fin las riendas de su vida. Una de esas claves es atreverse a parar el tiempo. Algo que he observado muchas veces en los casos que me sirven como modelos de autoempleo sostenible es que el proceso en su fase crucial, pasa por una fase de reflexión y de introspección en un lugar más o menos apartado, en solitario, lejos de todo aquello que pueda engañar a nuestros sentidos. Puede ser en la cima de una montaña, en el mar, en un desierto, o sentado en el banco de tu parque favorito. El caso es parar el tiempo para quedarte a solas contigo mismo y visualizar cómo quieres que sea tu vida.

 

Son dos las decisiones básicas a tomar:

1. Decidir lo que es importante para ti, lo que más te gustaría hacer en esta vida.

2. En función del resultado del punto uno, haz la lista de cosas a las que vas a tener que renunciar y ten la valentía de reconocer todo aquello que es prescindible y que actúa como un verdadero lastre en tu vida. Eso duele, pero como en las vacunas, se pasa enseguida.

 

A partir de ahí todo depende de nosotros mismos y ya no cabe echar balones fuera. Como dice Anahí:

“Perseguir los sueños no es algo que sólo es posible, es prácticamente un deber”.

 

Es lo que trata de comunicar en su proyecto de vida basado en el autoempleo sostenible y en el que se ha propuesto enseñar a la gente que lo necesite un conjunto de “herramientas para la vida” que incluyen desde cómo reorientar tu vida profesional hasta cómo ligar por internet para construir una relación de pareja satisfactoria. En definitiva, cómo vivir una vida diferente a través de un desarrollo personal integral centrándote en lo que te gusta.

 

Son muchos los elementos de sostenibilidad que podemos encontrar en su modelo de autoempleo, pero quisiera destacar su “política de precios libres“. En sus intervenciones como consultora y en sus acciones formativas existe una tarifa normal, pero si una persona no puede pagarla puede decidir qué precio pagar de acuerdo con sus posibilidades económicas.

 

Anahí Castro nos regaló su presencia en las I Jornadas de Autoempleo Sostenible (Alicante, 2013) donde tuvimos la oportunidad de escuchar cómo se produjo ese cambio después de vivir una “experiencia profunda” que ha reorientado su vida transformándola en una persona comprometida a aportar a los demás lo aprendido en su propio proceso de metamorfosis. Y así nacen las cosas bellas. Así nacen las mariposas:

 

 

Altamente recomendable visitar su web profesional: http://anahicastro.com/es/

 

email
Bookmark : permalink.

2 reacciones a Tienes un lío tremendo en tu cabeza, ¿por qué no pides un “tiempo muerto”?

  1. ¡Pepe, Trini, esto es precioso! Muchísimas gracias por este resumen tan bonito que habéis hecho, muchísimas gracias por haberme abierto un espacio en vuestras jornadas de Autoempleo Sostenible. Me parece muy interesante lo que apuntas sobre la necesidad de parar el tiempo, Pepe, y creo que tienes razón. Es una cosa que yo he aprendido a hacer cada vez que me siento sobrepasada por algún problema. Como dice Sam Gamyi en El Señor de los Anillos: “Tus piernas son demasiado lentas, Sam, así que ¡usa la cabeza!” y para eso tienes que dejar de correr.
    ¡Un abrazo muy fuerte!

    • ¡¡Gracias a ti Anahí!!

      Estas Primeras Jornadas de Autoempleo Sostenible nos permitieron reencontrarnos con seres especiales y conocer a nuevas personas muy especiales, gracias por tu humildad, sencillez y humanidad compartida con todos.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *