Quesos, kéfir, yogur y postres lácteos ecológicos

Pueblo de Letur en Albacete

Letur

Letur es un pequeño pueblo con poco más de 1000 habitantes que se encuentra en la provincia de Albacete, Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, enclavado en la Comarca de la Sierra del Segura. Esta comarca económicamente desfavorecida está bastante deshabitada, pero sus escasos habitantes han sabido dinamizarla, sacando provecho de su potencial natural y en los últimos años se han asentado bastantes microempresas de corte familiar que han ido haciéndose un hueco pasito a pasito y con el paso de los años, hasta alcanzar notoriedad por la calidad y autenticidad de sus productos.

Es el caso de El Cantero de Letur, que en el año 90 surgió como una empresa familiar que empezó fabricando sus propios quesos con leche derivada de ganadería propia, escogiendo para ello el difícil y tortuoso camino en aquellos tiempos para su reconversión a producción ecológica.

La leche con la que se fabrican sus productos es toda ecológica, en gran parte proveniente de la ganadería propia. Diariamente se recoge la leche, se pasteuriza y se lleva a cabo la elaboración manual y artesanal de productos como kéfir, yogur, quesos, natillas, arroz con leche, flan de queso, yogures con frutas……y así hasta más de 50 productos que ponen a diario en el mercado. La recompensa llegó en el año 2008 en el que recibió del Ministerio de Medio Ambiente el Premio Alimentos de España en la categoría de Producción Ecológica por su trayectoria profesional. Actualmente vende a más de 700 puntos de venta minorista, entre los que se cuentan grandes superficies españolas, alemanas y portuguesas. Empezó siendo una empresa familiar y ahora trabajan en la empresa 18 personas y 5 familias más que les proveen de leche también han salido beneficiadas.

Vacas ecológicas

Vacas felices

¿Cuál es el secreto? Una suma de circunstancias, pero principalmente un enfoque racional y coherente: supieron aprovechar la gran fortaleza de la región, un paisaje de una belleza extraordinaria, aire puro, la sierra del segura, la zona poco habitada, una tradición agrícola y ganadera…..todo invitaba a reforzar esa imagen de salud, ese paraíso que hasta entonces había sido excluido de la vorágine consumista, un rincón con un ecosistema que invitaba a abrazar los principios de la ecología y del desarrollo sostenible. Y paciencia, mucha paciencia, ya que ni las vacas ni las cabras criadas con las exigencias a que les obliga la certificación ecológica dan la cantidad de leche  que dan los animales criados de manera convencional. Además, si un animal cae enfermo no pueden tratarlo con antibióticos, y es retirado de la cadena productiva mientras siga enfermo. También los alimentos para ellos salen más caros, al ser de procedencia ecológica. Pero han tenido paciencia, y ahora constatan que sus vacas y sus cabras, al estar menos estresadas viven más tiempo.

Fabricación de quesos ecológicos

Queso artesanal ecológico

Sus productos cuestan un poco más caros que los convencionales, pero el consumo responsable, la salud que reportan los productos exentos de colorantes, espesantes y conservantes y la garantía de la certificación ecológica, hacen que a largo plazo estos productos resulten rentables de una forma integral a sus consumidores.

Pero el gran beneficio que nos reportan las historias como ésta es una gran enseñanza: basta con creer firmemente en tus posibilidades, basta con creer firmemente en una idea, basta con renunciar de entrada al beneficio fácil y rápido, para que la vida te recompense con el paso del tiempo, cuando un día cualquiera miras atrás y ves todo lo que has podido avanzar sin renunciar a ninguno de tus principios esenciales.  Más información en:

http://www.elcanterodeletur.com/

 

email
Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *