Perlas de sabiduría para la utopía y el autoempleo sostenible

Primeras Jornadas de Autoempleo Sostenible. Alicante 29 y 30 de noviembre de 2013

La apertura de las I Jornadas de Autoempleo Sostenible tuvieron una bella presentación por parte del profesor del Departamento de Expresión Gráfica y Cartografía de la universidad de Alicante y presidente de la Asociación Universitaria de Astronomía Enrique Aparicio Arias, recordándonos que dichas jornadas se insertan dentro de La Ciudad de las Estrellas, un proyecto que teniendo como telón de fondo la astronomía, investiga y promueve la relación de los seres humanos con el universo apoyando cualquier acción innovadora y de cambio sujeto a valores.

 

En este caso se trataba de poner de relieve nuevas propuestas de emprendimiento para la innovación social bajo las premisas del Desarrollo Humano Sostenible. Pero dicha innovación pasa por la creación de nuevos modelos de pensamiento, lo cual no nos resulta nada fácil. Nos recordó los más de 18 siglos que tuvieron que transcurrir para pasar del geocentrismo -partiendo de Aristóteles, pasando por Ptolomeo y Copérnico – hasta aceptar el heliocentrismo, lo cual no supuso únicamente un cambio de concepto sino que trajo consigo una nueva forma de pensamiento y un cambio de actitud frente a la vida. Para ayudarnos a comprender esto nos dejó un regalo como punto de referencia del individuo respecto al universo, un video que nos muestra la historia de la tierra en dos minutos, para recordar de dónde venimos y lo relativo de nuestra existencia;  y que nos invita a no reproducir los errores cometidos hasta ahora:

 

 

Ante la crisis que estamos viviendo, Enrique nos recordó las palabras de Nelson Mandela: “El hombre no tiene miedo a su oscuridad sino a la luz”. Es la verdadera capacidad que tenemos, nuestro propio potencial el que nos da miedo. Es el miedo al que se refiere Erich Fromm en su libro “El miedo a la libertad “. Cuando pensamos en tomar las riendas de nuestra propia vida nos echamos a temblar y sentimos un vértigo extraordinario. Sin embargo, donde no hay libertad no hay pensamiento, no puede haber innovación ni cambio.

Por último nos invitó a ver el video “The Peak ” una ocasión para descubrir la sensación de contacto con el universo y darnos cuenta de que cualquier acción o pensamiento debe estar en armonía con el mismo. El autor del video es el suizo Christian Mülhauser, el cual estuvo durante tres meses en el Matterhorn, una cumbre suiza espectacular. Algunas de las fotos están tomadas por la noche con temperaturas muy bajas, pero la escasísima contaminación lumínica le permitió crear este video hecho con multitud de fotos que nos transmite la armonía y la magia del universo. Seguro que también están dentro de nosotros mismos:

 

 

A continuación, tomó la palabra Rosa María Torres Valdés, profesora asociada de la Universidad de Alicante y emprendedora a través de la innovación social:

El coaching que yo hago se basa en la mayéutica socrática, ayudar a desaprender un montón de mitos a través de la formulación de preguntas. Tengo un desorden mental, un Think Tank sumido en un caos muy parecido al del universo. Soy una sobreviviente, como todos. Cuando creé mi primera empresa quería ser millonaria, perdí la empresa y los amigos. Cuando trabajé para otros yo era la que vendía y la pasta iba para otros. Después he aprendido a autoemplearme, monté mi pequeña empresa de comunicación e impartí clases en la Cámara de Comercio para enseñar a vender. Creé un vivero de empresas y un gabinete de empleo en la Universidad de Alicante. Ahora llevo adelante varios proyectos desde la óptica del autoempleo sostenible y la innovación social.

Cuando me invitaron a estas jornadas, me pregunté, ¿es el autoempleo algo sostenible, qué es sostenibilidad? Me sonaba a utopía: el lugar que no existe o algo que parece imposible. La utopía y la realidad o la sostenibilidad me parecen dos caras de la misma moneda. Mi empresa está fundamentalmente en mi cabeza, da igual que no tenga un sitio físico, o mejor dicho el sitio físico soy yo misma.

La innovación social es sostenible porque intentamos innovar, hacer cambios sociales y económicos cuidando lo que nos rodea y generando riqueza no solo para nosotros sino también para otros. Muchos organismos internacionales están promoviendo acciones de innovación social, incluida la Unión Europea, donde se priman proyectos que tengan ese carácter de trabajar en red, de auto-mantenimiento, de mejorar el entorno, soluciones creativas y distintas a las soluciones que los gobiernos no han sabido dar. Los emprendedores sociales debemos de ser capaces de aprovechar este cambio de mentalidad. Además, donde hay cambio hay oportunidad, y los emprendedores sociales queremos que lo que hagamos tenga una repercusión social para ayudar a producir ese cambio.

Algo que leí con gran placer sobre los emprendedores sociales en el blog de Amalio Rey y que tiene que ver con la utopía, con las cosas que son posibles y las que son deseables, con la ingenuidad, con la trampa del exceso de experiencia -a la parálisis por el análisis-, el placer de preguntar lo que no sabemos, con las redes sociales, con ponerle cara a la gente y cómo hacer mucho con muy poco dinero: Cómo son los emprendedores sociales.

¿Por qué ser sostenibles? Si nos sostenemos cada uno a nosotros mismos tendremos la oportunidad de sostener a otros. Aunque tengamos que empezar a hacer cosas sin un dinero a cambio, resulta que al final gracias a eso nos salen otros trabajos. Desarrollaremos crecimiento económico desde la base sin grandes pretensiones, a pesar de nuestros propios miedos, sin dejarnos llevar por la ignorancia que supone la osadía, pero con el impulso y la ilusión de querer mejorar nuestras vidas, nuestro entorno y también la vida de los demás.

Bellas palabras que ganan en intensidad y emoción cuando las pronuncia Rosa María. Como no quiero privaros de ese placer, aquí está el video de su intervención:

 

email
Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *