La hora de las mujeres

 

Luz Gómez y Rosa Campollo de la empresa Horta Agrelo en Bueu

Rosa Campollo y Luz Gómez

 

Mientras una multitud de hombres se encuentran en una situación de “atrapamiento masivo” y se pasan el día lamentándose de que no se les da trabajo, muchas mujeres se han puesto las pilas y andan por ahí revolviendo en las conciencias, las suyas y las de los demás, propiciando una nueva era en la que los valores y las emociones pueden ser las columnas sobre las que se sostenga una sociedad nueva.

 

Hasta los años 50 del siglo pasado, España basó su economía mayoritariamente en el sector agrícola. El precio de la mano de obra era irrisorio, pero si trabajaba toda la familia y bajo la batuta del cabeza de familia, naturalmente el padre,  las familias campesinas podían subsistir. Otra cosa era el futuro, cuyas expectativas se reducían a que los hijos heredarían el estatus del padre y las hijas tendrían la oportunidad de aprender a coser y a cocinar para aumentar la posibilidad de casarse con el aval de una buena dote. Luego, en los 60, la industrialización produjo la huída masiva hacia las grandes ciudades, buscando mejores salarios y condiciones de trabajo. Con la llegada de la industrialización masiva llegó la tecnificación y los sistemas de producción basados en el beneficio rápido y en la concentración de capitales, lo cual no hizo más que ahondar en la brecha entre ricos y pobres, explotadores y explotados, empresarios y trabajadores.

 

Esta visión positivista de la economía basada en parámetros netamente utilitaristas de los medios de producción nos ha llevado a la situación en la que hoy día nos encontramos. Salvo las escasas leyendas que todos conocemos sobre el matriarcado, lo cierto es que hasta ahora ha sido el hombre quien ha marcado el devenir de la humanidad en lo que se refiere a la política y a la economía. Pero hay signos de que esto está cambiando hacia un nuevo paradigma y existen ya muchos casos concretos de mujeres que han iniciado su propio proyecto de vida en el mundo de la agroecología con un pequeño trozo de tierra como recurso principal y teniendo en cuenta las premisas esenciales del Autoempleo Sostenible.

 

No solo se percibe, sino que se constata que ha llegado la hora de las mujeres, que las mujeres están aportando las bases de una verdadera revolución social donde la inteligencia emocional es la nueva chispa que prende el combustible motivador que posibilita la acción. Estas acciones son deseos llevados a la práctica, hechos producidos de manera intencional, ideas llevadas al mundo real que han sido reflexionadas, escritas y verbalizadas hasta que han tomado entidad suficiente para producir esa chispa generadora de cambios.

 

Bueu, Pontevedra

Panorámica de Bueu

 

La hora de Luz y Rosa, el caso de Horta Agrelo.

En los últimos dos años he podido documentar casos reales de Autoempleo Sostenible protagonizados por mujeres, y así lo he reflejado en muchos artículos de este blog. Pero hoy tengo que exponer un caso especialmente relevante. Es el caso de Horta Agrelo, una nueva empresa recién nacida en Bueu (Pontevedra). Sus creadoras son dos mujeres: Rosa Campollo y Luz Gómez.

 

Invernadero de Horta Agrelo en Bueu

Invernadero de Horta Agrelo

 

No pretendo limitarme a explicar aquí el conjunto de servicios que ofrecen. Ni siquiera detallar su novedosa forma de trabajar, para eso ya está su sitio web. Lo que me interesa destacar es la valentía de estas dos mujeres a la hora de mostrar sus rostros y sus almas. El trasfondo de todo su proyecto respira intencionalidad, especialmente por la clara percepción de que lo que pretenden es ayudar a producir un cambio no sólo en ellas mismas, sino en la sociedad. Rosa y Luz nos enseñan cuáles son los pilares básicos capaces de producir dicho cambio:

 

 Integración del trabajo en tu proyecto de vida:

“…necesitábamos desarrollar una actividad profesional que nos permitiera poder compaginar nuestra vida profesional y familiar.”

 

 Manejar tú mismo las riendas de tu vida:

“Otro de los factores que nos ayudó a emprender este proyecto, es la filosofía de vida de trabajar en lo que quieres, donde quieres y al ritmo que quieres.”

 Huerto en invernadero de Horta Agrelo en Bueu

 

Recuperar el contacto con la Naturaleza:

“Las dos venimos de entornos rurales, siendo conscientes de los valores que aporta poder trabajar en lugares donde puedas llevar un ritmo de vida sin tanto estrés, al ritmo de la naturaleza y no tener que salir del trabajo para desconectar e ir al campo.”

 

Utilización de los recursos propios, sin acudir a préstamos:

“…en el entorno del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, al lado de las playas de Agrelo y Portomaior, rodeadas de parajes naturales y fincas agrícolas que aportan un gran valor al territorio.
En nuestras conversaciones llegamos a la conclusión de que si aprovechamos todos estos recursos naturales que nos aporta el territorio lograríamos desarrollar una actividad que nos permitiera vivir durante todo el año y nos proporcionase el suficiente empuje para poder abordar este proyecto con nuestros propios recursos económicos y experiencia profesional.”

 

Huerto ecológico en invernadero 2

 

Contribuir al desarrollo local:

“…pretendemos darle un nuevo valor a este territorio para que se conserve y se disfrute entre todos.”

“…asesoramos y ayudamos a desarrollar proyectos relacionados con la agroecología para todas aquellas personas interesadas en desarrollar este modelo de negocio.”

 

Diversificación de la actividad económica:

“… producción y venta de hortalizas ecológicas, alquilamos parcelas en nuestra finca para que las cultives siguiendo criterios de agricultura ecológica, e impartimos cursos y talleres relacionados con la agricultura y el ocio ecológico…”

 

Huerto ecológico en invernadero 3

 

Empoderamiento y formación:

“Para poder desarrollar todas estas actividades hemos dedicado gran parte de nuestro tiempo durante aproximadamente un año a formarnos en métodos de trabajo de agricultura ecológica en empresas que están funcionando en el sector.”

Rosa es Economista y Luz es Ingeniera Técnica Forestal.

 

Sostenibilidad ambiental

“…poder crear tu propio huerto para autoconsumo con criterios de agricultura ecológica conservando el patrimonio agrícola y evitando la degradación de los campos.”

“…reciclaje de residuos orgánicos provenientes de la agricultura y la jardinería, que una vez compostados o transformados en lombricompost, servirán para acolchado y abono orgánico que será utilizado en el propio terreno.”

“… labores para la recuperación y selección de semillas tradicionales entre los agricultores de la Península del Morrazo para fomentar la participación, el conocimiento y el intercambio de variedades locales.”

  

Playa de Bueu

 

Creatividad e innovación:

“… te prepararemos una cesta semanal con todos los productos que tenemos en nuestra huerta. Reserva tu cesta y te llamaremos para ponernos en contacto contigo y llevártela a casa.

Actualmente tenemos plantadas más de 30 variedades de hortalizas que a medida que estén con el tamaño adecuado para su consumo iremos incorporando a la cesta.”

 

 Relaciones en red, especialmente con la población local:

“Somos cuidadoras del territorio, para que lo disfrutes, para que se conserve y para que se convierta en nuestro medio de vida y de otras personas”

“Queremos conservar y cultivar variedades locales de semillas, ya tenemos personas que están colaborando con nosotros aportando variedades de semillas locales, si tienes semillas de variedades locales te las recogemos en Horta Agrelo y las plantaremos para conservar nuestro Patrimonio local de semillas.”

 

Si alguien está interesado en conocer de cerca en qué consiste el Autoempleo Sostenible, Horta Agrelo es una buena fuente de información práctica, así que os recomiendo una visita a su sitio web:

>http://hortaagrelo.com/es/

 

 

 

email
Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *