Guía de la Naturaleza

Excursión en el Maigmó de Alicante

Excursión en invierno

Esta denominación la hemos encontrado en la sección de formación de la Diputación de Albacete. Se trata de un curso destinado a cualquier persona con un mínimo de formación, aunque preferentemente a las que ya tengan conocimientos previos por haber estudiado temas relacionados con la Biología, Medio Ambiente, Turismo, Geografía, Etnografía, etc.

Según la información contenida en el objetivo general del curso:

“Al  finalizar este curso, los alumnos serán capaces de reconocer y transmitir los valores ecológicos y culturales de la zona en donde se esté desarrollando el mismo. También serán capaces de realizar rutas guiadas de interés ecológico y cultural, adecuadas a los distintos perfiles del turista, así como de planificar y desarrollar actividades lúdicas en la Naturaleza.”

Fuente: Diputación de Albacete. Documento pdf:

http://www.dipualba.es/upd/formacion/Monitor%20sendas%20de%20naturaleza.pdf

excursion

Excursión en Benejúzar

En esta actividad económica se mezclan muchos conceptos, por lo que es susceptible de una gran diversificación: Actividades de técnicas de orientación en la naturaleza, turismo rural, educación ambiental, rutas etnobotánicas, rutas etnográficas, senderismo, reconocimiento de setas, rocas y minerales, aves, insectos, dibujo y pintura en la naturaleza, rutas fotográficas, juegos y  deportes para toda la familia, excursiones por las llamadas vías verdes, visitas a puntos de interés natural, y muchísimas cosas más.

La actividad puede tener dos vertientes principales. La primera sería el enfoque empresarial gerencial, es decir, uno monta la empresa de servicios de Guías de la Naturaleza y luego contrata a las personas especializadas. En este caso conviene pensar en una pequeña inversión  y en un local con un mínimo de 25 metros cuadrados.

Humedal de Alicante

Humedal en Alicante

La segunda opción no requiere inversión prácticamente pues se trata de actuar como Guía de la Naturaleza “freelance”. Con un teléfono móvil y un buen folleto publicitario para repartir en los hoteles rurales, oficinas de turismo locales, comercios, bares y restaurantes de la zona y un atractivo sitio web, podemos empezar nuestra actividad de autoempleo sostenible, bien entendido que, sobre todo al principio, no hay que desdeñar otros tipos de relación laboral por cuenta ajena simultáneamente con el ejercicio como “freelance”.

El secreto está en la diversificación. Por un lado, ser capaces de adquirir competencias y conocimientos lo más amplios posibles sobre toda la temática de actividades que se pueden desarrollar en la Naturaleza. Por otro, no cerrarse en banda y aprovechar oportunidades de colaboración eventual con otros compañeros del ramo u otras empresas que puedan contratarte por cuenta ajena.

Y muy importante: evitar caer en el error de que este tipo de actividades se hacen para educar a los clientes, sensibilizándolos y concienciándolos para que “aprendan” a respetar a la naturaleza. No te preocupes por eso, ellos también tienen cerebro y cada uno sacará sus propias conclusiones al respecto. Tú simplemente haz que se lo pasen bien, que se diviertan y tengan la oportunidad de ver las cosas más de cerca, que toquen, que sientan, que respiren, que vivan, que palpiten y que interactúen con la madre naturaleza. Que ellos ya irán atando cabos…Si alguien no sabe a qué me estoy refiriendo, está mejor explicado en la entrada: Educación Ambiental “por la puerta de atrás”.

email
Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *