Convertir una casa vieja en una Casa de Turismo Rural

Turismo rrural en Alloza

Ojinegras en Alloza

¿Qué diferencia hay entre una casa vieja abandonada en el pueblo y una casa de labradores que fue construida en el año 1880 y que ha sido rehabilitada como alojamiento de turismo rural? Mi respuesta es que en el primer caso existe abandono, olvido, desidia, o simplemente desconocimiento de las posibilidades de todo tipo que un tesoro así puede ofrecer, mientras que en el segundo caso hay simplemente un plan de vida personal.

Belén y Xavi supieron poner en valor este tesoro material, conservando la estructura, paredes, vigas y elementos de forja originales y ahora pueden ofrecer un ambiente rústico en sus habitaciones de turismo rural, con el sabor de antaño.

Habitación rural en Alloza

Habitacoión en La Ojinegra

Pero no es solo eso, hay más: han querido y han conseguido poner en valor otro tesoro, esta vez inmaterial, intangible, pero que deja una huella indeleble en el recuerdo y en el espíritu: el sonido de los pequeños cencerros o esquilas que cuelgan del cuello de las ovejas y que se oyen a lo lejos cuando salen o regresan al corral, el olor multisugerente de la leña quemada, el auténtico sabor de los platos cocinados al fuego, la quietud que sirve de telón de fondo de multitud de pequeñas cosas que van ocurriendo sin que apenas lo notemos, la rutina de los quehaceres en torno a la tierra, el vino, la oliva, la almendra o el pastoreo, y el placer de participar de ellos sintiendo como todos ellos están integrados de una forma natural en las vidas de los habitantes de este adorable pueblo, llamado Alloza (almendro, en árabe).

Y en medio de todo eso, podemos encontrar La Ojinegra, una preciosa casa rural en Alloza, Teruel, Aragón. El nombre ha sido puesto con mucho tino en honor a una raza de oveja, que posee una característica pigmentación negra alrededor de los ojos y que se adapta a las condiciones de clima extremo de la zona.

Salón en la Ojinegra

Salón con chimenea

Cariño,  trato entrañable  y cercano es lo que uno recibe en  esta casa de turismo rural, dirigida por Belén y Xavi, dos emprendedores comprometidos con su entorno, la tradición, los productos locales, la comida sana y nutritiva y los productos ecológicos. Pero quizás lo que más se agradece cuando te hospedas en su casa es que te hacen sentir como si también fuese tuya, son amables, cariñosos, atentos y te dan la confianza de “amigos”  nada más conocerte.

Sus desayunos son caseros: pan ecológico, miel casera, quesos tradicionales…… y todos son productos locales, porque su emprendimiento es un ejemplo no sólo de empresa sostenible sino de vida sostenible y eso  implica el fomento de la economía local, promoviendo el consumo de los productos de su tierra, y de los productos de la temporada y así lo ponen de manifiesto en la calidad y entrega que ponen en la elaboración de los platos que ofrecen en su restaurante  El Morral.

Su filosofía:

“Por una vida más sana y más justa…

Colaboramos con el planeta, usando productos ECOLÓGICOS,
que obtiene alimentos de la máxima calidad, respetando
el medio ambiente y evitando el uso de productos químicos.

Fomentamos la economía local, consumiendo PRODUCTO ARAGONÉS
y estacional apoyando el desarrollo rural y su forma de vida.

Contribuimos en un sistema comercial, basado en el diálogo,
la transparencia y el respeto, apoyamos el desarrollo sostenible al ofrecer
mejores condiciones comerciales y asegurar los derechos de productores y
trabajadores desfavorecidos, compramos en el COMERCIO JUSTO.”

La calidad humana de su trato es su mayor valor, pero además no cabe duda que están  muy  implicados en la sostenibilidad local, cultural, ambiental, económica y social.

http://www.laojinegra.com/

email
Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Una reacción a Convertir una casa vieja en una Casa de Turismo Rural

  1. Mª Concepción Elduque Pérez dice:

    Belen y Xavi: Desde Alicante y con la idea de un proyecto muy similar al vuestro, os deseo todo el éxito del mundo en vuestra nueva andadura. Somos cada vez más los que estamos apostando por vivir conforme al cariño que nos da la madre Naturaleza. Un saludo y ánimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *