Autoempleo sostenible

El término sostenible nació a finales del siglo XX ligado al concepto de desarrollo. La teoría del desarrollo sostenible plantea que es posible gestionar los recursos del presente sin comprometer el uso de los mismos por las generaciones futuras. Se opone al concepto de desarrollismo, el cual defiende un crecimiento sin fin, orillando el problema del agotamiento de los recursos naturales y centrando sus objetivos en obtener el máximo beneficio con la mayor rapidez posible.

El desarrollo sostenible es un concepto transversal, que implica a otros campos además de a la economía, como las relaciones sociales, la cultura, la educación, el medio ambiente, la justicia social o la política.

El autoempleo sostenible sería aquel que:

– Nace del impulso de una persona que se siente atraída por un tema determinado, como la música, la construcción, la carpintería, el deporte, la medicina o la fontanería, y tiene una vocación de permanencia que se instala en un plan de vida personal para el resto de la vida de esa persona. Puede que en el camino, se de cuenta de que escogió el camino equivocado, en cuyo caso cabe abandonar dicho plan de vida personal y sustituirlo por otro. El caso es dedicarse en cada momento a lo que a cada uno le gusta.

– Plantea una vocación en relación con las necesidades y los recursos del sitio en donde se decide vivir, de forma que se dependa lo menos posible de recursos externos o empresas lejanas a su área de trabajo. Sin embargo, esto no significa estar obsesionado con la autosubsistencia.

– El plan de vida personal se convierte así en un proyecto que siempre está inacabado, siempre proyectado a largo plazo, para toda la vida. Por lo tanto el interés se vuelca por el trabajo bien hecho, por la mejora permanente y por la calidad del producto o servicio.

– El contenido del plan ha de llevarse a cabo mediante una trayectoria de tipo progresivo: primero el aprendizaje, a continuación el perfeccionamiento, después la consolidación, y finalmente la investigación y la creación de productos o servicios creativos, especializados o de vanguardia. Por lógica los ingresos vendrán también de manera progresiva, en relación con los resultados. Y serán más que suficientes para vivir una vida digna.

Cuando hablamos de empresarios y trabajadores ¿estamos hablando de dos clases sociales?. El empresario ¿nace o se hace?. Si soy un autónomo, soy un empresario o soy un trabajador?. El derecho a trabajar está contemplado de manera clara en nuestra constitución española. ¿Debo exigir del estado que me proporcione un trabajo?. ¿Tienen las empresas la obligación legal o moral de ofrecer puestos de trabajo?.

No debeis esperar de este humilde bloguero una una respuesta clara y contundente a todas estas preguntas, pero sí que me propongo ofrecer este lugar como un espacio para debatir en torno al asunto del empleo por cuenta propia, del empleo autónomo, del autoempleo.

41 reacciones a Autoempleo sostenible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.