Artesano Textil Creativo

Marian y Estíbaliz de la empresa Artelar

Marian y Estíbaliz

¿Te sientes atrapado en la difícil espiral del desempleo? ¿Estás pensando en hacer algo por ti mismo pero sientes angustia y miedo de dar el primer paso, y estás desorientado porque no sabes por dónde empezar? Sosiégate, tómate unos minutos y disfruta de este caso real de Autoempleo Sostenible. Luego reflexiona, pero muy lentamente, con mucha calma. Dominar el tempo es muy importante, especialmente dentro del nuevo paradigma de Desarrollo Humano Sostenible.

Empecemos con una paradoja. Marian y Estíbaliz, llevan cinco años desarrollando una labor emprendedora, un oficio, un proyecto de vida sostenible: Artelar. Uno de sus objetivos es recuperar al presente, al siglo XXI, una tradición textil de la Rioja que fue medio de vida de muchas familias desde el siglo XVI hasta principios del siglo XX y que hoy está casi desaparecida. Y sin embargo ellas hablan de explorar mediante esta actividad nuevos yacimientos de empleo, nuevas profesiones como afirmación de modernidad rural, de integración de una actividad tradicional con la educación, la formación, la investigación y la innovación. He aquí una de las claves del nuevo paradigma: la integración de lo viejo con lo nuevo, del saber hacer con el conocimiento actualizado, de la familia y amigos con todas las demás dimensiones que atañen a nuestras vidas y a nuestras relaciones, mediante un enfoque holístico que nos permite tomar conciencia de nuestros actos desde la responsabilidad personal.

Complementos fabricados en Artelar

Complementos

Artelar es un proyecto que nació con el éxito garantizado, pero recordemos que aquí el éxito no equivale a “hacerse rico” sino a crecer creando, y eso es sostenibilidad económica y profesional:

“Poca inversión y el trabajo suficiente para poder atender a nuestra familia”.

Marian y Estíbaliz saben que así irán más despacio, pero su idea es crecer poco a poco y disfrutar en el proceso.

Su filosofía es “aprendiendo haciendo” y así, pasito a pasito fabrican sus telares, tejen, diseñan sus prendas y las comercializan ellas mismas en las tiendas de la zona, ferias de artesanía y a través de internet, generando una red de tejido social implicado en su actividad.

Tocado fabricado en Artelar

Tocado

Además, este proyecto rezuma sostenibilidad ambiental y ecológica pues emplean materias primas naturales: algodón, lino, lana, seda, esparto, yute, cáñamo; reciclan restos de prendas textiles y elaboran bisutería reciclando hilos de los restos de la urdimbre.     

“Podemos decir que en Artelar no se tira nada”

No sólo elaboran productos textiles en su taller para vender, sino que su generosidad, confianza y entrega va más allá y forman a otras mujeres para que descubran el placer de trabajar para y por ellas mismas, para que disfruten creando y recuperando una tradición que probablemente fue el medio de vida de muchas de sus madres y abuelas.

Todo lo llevan a cabo compaginando su trabajo con la atención hacia sus hijos y el resto de su familia, de los que por supuesto, reciben la ayuda y el apoyo que necesitan. Esto es lo que en este blog defendemos como “sostenibilidad profesional” porque para ellas su trabajo no es definido como una “carga pesada” sino que viven haciendo lo que les gusta y desde su comienzo es un proceso que a su vez está integrado en su proyecto de vida. Así nos lo cuentan ellas:

“Buscar el lugar de trabajo, el horario y la jornada laboral que compatibilice el trabajo ha sido muy gratificante ya que ninguna de las dos se ha planteado esta aventura como la forma de enriquecernos sino de ganarse la vida de una forma profesional, justa y satisfactoria ……nuestro empleo es casi un hobby”.

Línea de hogar textil artesanal de la empresa Artelar

Línea de hogar

Comparten y  difunden su “saber hacer” enseñando a otras mujeres y colaborando con otras empresas textiles y artesanales, asociaciones culturales, ayuntamientos, asociaciones de mujeres, redes intersectoriales artesanales, y cuidan de que la artesanía no sea sólo algo para el recuerdo sino que además suponga un valor que forma parte del patrimonio etnográfico y cultural de un pueblo. Recordar nuestro pasado cultural nos puede ayudar a entender nuestro presente y a hacer proyecciones hacia el futuro. En sus talleres didácticos para pequeños y mayores muestran todo el proceso, desde el esquile de una oveja hasta la elaboración de una chaqueta.

La creatividad les lleva a diseñar prendas actuales, con estilo, originales; pasado y presente unidos en un proyecto, un “proyecto único”, como lo demuestran sus diseños. Lo rural y artesano no está reñido con las nuevas tendencias o la originalidad, y las nuevas tecnologías como internet les permite darse a conocer, abrir el abanico de posibilidades para difundir su emprendimiento y el de otras artesanas.

El Club de los Sábados en Artelar

El Club de los Sábados

Pasado y presente. Pero una vez que se explica, la paradoja ya no parece tal paradoja. Así es el nuevo paradigma: creatividad, colaboración, cooperación, empleo de las nuevas tecnologías, promoción de los recursos locales y de los valores culturales de una comarca, no sólo para generarse un autoempleo sino para contribuir de una manera consciente y con ahínco al desarrollo sostenible del medio rural y a su propio desarrollo humano, reflejado en un proyecto de vida que contagia entusiasmo y vitalidad.

Ahora es momento de reflexionar. El momento de darse cuenta de la calma, del enfoque humanístico y del equilibrio que desprende este caso de Autoempleo Sostenible. ¿No es maravilloso sentir que es uno mismo quien maneja las riendas de su vida?

Más información:  http://www.artelar.com/

email
Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *